1. Home
  2. Artículos
  3. de
  4. opinión
  5. El discurso “feroz” de Horacio Culebro Borrayas
El discurso “feroz” de Horacio Culebro Borrayas

El discurso “feroz” de Horacio Culebro Borrayas

0
0

Walter Rincón Rovelo/Trascender Online Opinión

El recurso expresivo, que en los últimos tiempos ha empleado Horario Culebro Borrayas para insultar y descalificar sistemáticamente a quienes no comparten la forma y  método concurrente que ha empleado con las demandas penales interpuestas en su eterna lucha contra el ex gobernador Juan Sabines Guerrero se ha ido apoderando progresivamente de su lastimosa humanidad. La ocultación mañosa de sus verdaderos intereses  deja al descubierto un discurso feroz que erosiona la retórica política.

Culebro Borrayas se asume con derecho a dirigirse hacia sus semejantes con un lenguaje soez,  barriobajero.  La crítica es válida, pero el insulto, no. El insulto no pertenece al agraviado, pero sí dice mucho del que lo emite.

Y es que ahora se le metió en su cabecita andar arremetiendo en contra los representantes de los medios de comunicación por no publicar su aclaración, como él deseaba, sobre la entrevista que supuestamente le concedió en la cárcel de Guatemala el narcotraficante “Tío Gil” y que fue desmentido por el abogado de éste último. Culebro Borrayas no tuvo  empacho en señalar a quienes han sido sus principales aliados en la difusión de sus notas mareadoras  “de morder la mano que les dio de comer”.

En el último video que puede ser visto en su cuenta personal de Facebook  también arremete en contra de otros políticos y funcionarios del gobierno de Chiapas, entre ellos, Eduardo Ramírez Aguilar a quien ni siquiera lo llama por su nombre, le apoda el “zanja negra”, con lo cual busca seguir teniendo los aplausos y aceptación de los feisbukeros hartos de los constantes tropiezos de esta administración, cómo si las burlas a la clase política fuese suficiente para cambiar la penosa realidad que vive Chiapas con este gobierno.

A culebro Borrayas lo han tachado de todo: farsante, mentiroso, embustero, y ahora que se asume periodista, hasta de chayotero.

Un video difundido en las redes sociales y que aquí mismo comparto, da cuenta de lo granuja que puede ser con tal de alcanzar sus intereses. En ese video califica al gobernador Manuel Velasco Coello de ser “un hombre íntegro”, que valora al pueblo de Chiapas”. Sin embargo esa opinión ha cambiado con el paso de su apego a una vida mejor, pues en las propias redes sociales ha quedado registrado como despotrica en contra de este hombre íntegro.

“El día hoy fui víctima del descaro, de Manuel Velasco Coello, yo no sé si su decepción que pronto perderá la vida por el mal que le aqueja, hacen de…” El día hoy fui víctima del descaro, de… – Horacio Culebro Borrayas … Este comentario fue borrado a propósito como muchos otros que ha escrito Culebro Borrayas en su cuenta de Facebook . Quien no lo crea puede teclear en google el enlace ahí escrito.

Culebro Borrayas cuenta con antecedentes del año 1991 cuando se le instruyó la averiguación previa número 176/SE23/1991 por el delito de armas prohibidas; la averiguación 1567/CA4/A/1995, por el delito de robo agravado, y la 258/CAJ4/2002, por los delitos de privación ilegal de la libertad y otros”, según la PGJE.

Además hace años le fue desmantela su estación de radio “Bonampak” por parte de la PGJE a solicitud  del Instituto Federal de Telecomunicaciones por andar infringiendo la ley. Y es que el abogado contaba con un dictamen que le da la “posibilidad” más no un permiso definitivo para instalar una estación de radio cultural en el 100.5 de la Frecuencia Modulada (FM).

Culebro empezó a operar de manera formal su estación cultural, que de cultural no tenía nada, ya trasmitía programas de opinión de corte político, y de nuevo con un lenguaje soez, grosero e irrespetuoso, abusando de la libertad de expresión.

Las triquiñuelas de Culebro Borrayas ahí están, a la vista de todos, el que no quiera verlo, es su problema, cada quien puede pensar y creer lo que quiera.  Solo agregaría que, sus expresiones excesivas o hiperbólicas sólo gustan a un determinado sector de la población. El insulto, la mofa, el menosprecio y el uso sistemático de la mentira, no lo llevarán a ningún lado. En fin.

 

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *