1. Home
  2. Estatal
  3. Uso de aceites como laxantes en bebés pueden ser altamente peligroso: IMSS
Uso de aceites como laxantes en bebés pueden ser altamente peligroso: IMSS

Uso de aceites como laxantes en bebés pueden ser altamente peligroso: IMSS

0
0

Comunicado/Trascender Online Noticias

El uso de aceites  y grasas como laxantes en los bebés  para desparasitarlos y curarlos  del empacho,  estreñimiento o de congestión  nasal son remedios  ancestrales altamente peligrosos, pues su ingesta representa un riesgo latente de que  estas  sustancias  sean broncoaspiradas y dañen la función pulmonar, entre otros daños colaterales.

Mario Ramón Montejo Ehuan, jefe del Departamento de Pediatría del Hospital General de Zona (HGZ) No. 2 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tuxtla Gutiérrez, dijo que los remedios más socorridos para  los problemas  digestivos  son los aceites  de  ricino,  oliva y almendras dulces, así  como la grasa de  pollo y manteca  de cerdo.

Explicó que el uso de estos remedios tradicionales es más frecuente  durante  los primeros  tres meses  de nacido, etapa  en la que se presenta  la distensión  del estómago, flatulencias y evacuaciones líquidas. Ante ese cuadro, la madre o sus familiares tratan de aliviar a su niño y le dan  a  tomar una cucharadita de aceite para remediar el “empacho” o para que  elimine  lo que tiene “pegado en el estómago”.

Sin embargo, el especialista del IMSS señaló que esas ideas son falsas y ninguno de estos remedios  es efectivo, se trata más bien de un cuadro de

dispepsia transitoria del recién nacido, y se debe a que la leche  materna provoca gases, y algunos  niños tienen  problemas  para eliminarlos; es normal también que los neonatos tengan evacuaciones  líquidas  o semilíquidas, de olor   ácido o fétido y de color verdoso  amarillo, la leche es naturalmente un laxante.

El uso de  aceites  o grasas  pueden ser  más peligrosos en los niños  que sufren  reflujo  gastroensofágico- hasta  en un 15  por ciento  tiene esta enfermedad-, el alimento junto con el aceite se regresan por la boca o se vomitan, lo que da una alta probabilidad que parte de estas  sustancias  se pueden ir  hacia las vías  respiratorias  y al pulmón. El bebé  también puede bronco aspirar el aceite al forzarle para que ingiera la cucharada.

Una vez  aspirado  el aceite,  pueden transcurrir entre uno  y cinco días antes de que se manifieste  el daño en pulmón. Al principio,  sólo hay tos, después  los síntomas (fiebre, dificultad para respirar, decaimiento general) frecuentemente se confunden con los de una infección respiratoria, cuando  en realidad  se trata de la acumulación de esta sustancia  en el pulmón.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *