1. Home
  2. Artículos
  3. de
  4. opinión
  5. Pablo Salazar tiene sed de venganza
Pablo Salazar tiene sed de venganza

Pablo Salazar tiene sed de venganza

0
0

Walter Rincón Rovelo/Trascender Online/Opinión

El anuncio que hizo el ex gobernador Pablo Abner Salazar Mendiguchía, de retornar a la escena política de Chiapas a través de lo que llamó “Movimiento de la Esperanza” tiene muy claro y preciso el objetivo:  saciar su sed de venganza en contra de su ex carcelero y hoy cónsul de Orlando, Florida, Juan José Sabines Guerrero.

El mensaje de Salazar Mendiguchía difundido en redes sociales el pasado 14 de febrero no tiene ni por asomo una pizca de conciliación o pacto de paz con quien fue su sucesor en la gubernatura de Chiapas. Por el contrario, como buen orador que es  aprovechó bien el tiempo que duró un video subido en su cuenta de facebook para remover  el resentimiento social que existe en contra de Juan Sabines por las pillerías que cometió en su mandato y que hoy se agravan con la crisis económica que vive el país.

No hay duda de que Pablo Salazar quiere la revancha, se dice y se siente víctima. Hizo tocar los tambores de guerra tan fuerte como para que se escuche en las oficinas del consulado de Orlando. El oriundo de Soyaló  quiere ver a Juan Sabines en la misma celda en la que él fue confinado, primero en El Amate y después en la cárcel de Huixtla, por andar jugándole al valiente en el terreno del no poder.

Tampoco tengo duda de que Pablo Salazar con precisión quirúrgica ya tenga  planeada su estrategia para volver a encumbrarse en el poder. Será interesante ver conforme pasen las semanas y meses este juego de ajedrez entre el maestro y el alumno.

Y ya que tocamos al alumno; Juan Sabines aprendió muy rápido los entretelones del quehacer político,  su graduación fue poder hacer y deshacer con los recursos federales y propios del estado lo que le vino en gana, sin ser perseguido por la justicia, y si esto fuera poco fue premiado con inmunidad diplomática.

Para no pisar El Amate si es que a Pablo le salen bien las cuentas, Juan tendrá que desempolvar su maquinaria electoral, aquella que a través de Chiapas Solidario presumió y demostró tener el control absoluto de las elecciones intermedias de su mandato al repartir equilibradamente las diputaciones federales al PRI, PAN y PRD.  Pero también tendrá que desembolsar parte de su fortuna para pactar con sus aún allegados políticos y con líderes naturales de colonias, barrios y ejidos para que no se le volteen a la hora de la verdad. A esos que benefició durante su administración les exigirá en su momento sus lealtades. No puede darse el lujo de dejar cabos sueltos, ya que estará de por medio su valiosa libertad.

Importante y clave serán los amarres políticos que haga en la Ciudad de México. A su relación con el exmandatario Felipe Calderón Hinojosa y apoyo jurado hacia la esposa de éste, Margarita Zavala en la búsqueda de la presidencia de la república, le deberá sacar raja.

Otro punto a su favor es que Sabines no tiene pleito casado con Andrés Manuel López Obrador, quien con tal de lograr su sueño de ser Presidente de México está comprobado que puede pactar hasta con el mismo diablo.

En tanto que Pablo Salazar  le apostará a magnificar las tropelías cometidas por su “cachorro” para exacerbar el sentimiento de repudió que guardan muchos sectores sociales organizados, principalmente aquellos que tienen que ver con la economía del estado.

Y ya empezó, pues en su video dio cuenta de que “en menos de seis años nos llevaron a la bancarrota”, que el gobierno de Manuel Velasco paga por intereses de la deuda que dejó Sabines 4 millones de pesos diarios y que a finales del 2018 se habrán erogado cerca de 13 mil millones de pesos que sólo habrán servido para pagar intereses.

Con ese dinero, estimó se pudieran construir lo equivalente a siete Puentes Chiapas, 12 aeropuertos como el Ángel Albino Corzo, seis carreteras como la Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas o 20 hospitales como el de Ciudad Salud de Tapachula o el Hospital de Especialidades Pediátricas de la capital del estado.

De seguro veremos a partir de su reincorporación a la política de Chiapas, un Pablo Salazar agudo, incisivo, acusador y hasta intolerante con tal de que la población vea en él, la esperanza de que Sabines tenga una puntual cita con la ley por los agravios cometidos.

Aprovechará para resaltar las cosas buenas que hizo en su gobierno, principalmente las de camino y de salud. Hay que decirlo y reconocerlo, hay mucha gente que nada tiene que ver con la política que le guarda un sentimiento de gratitud por que efectivamente su administración les llevó un bienestar tangible.

Lo que sí Pablo Salazar intentará ocultar serán algunas salvajadas que hizo como gobernador y que el reconocido columnista Ángel Mario Ksheratto Flores precisó puntualmente en las redes sociales, como por ejemplo:

¿El secuestro y asesinato de normalistas?

¿Los más de 117 asesinados y desaparecidos durante su sexenio?
¿Los más de 30 niños asesinados en el hospital de Comitán?
¿La represión en Ixtapa?
¿La detención ilegal de más de 50 ciudadanos inocentes en Marqués de Comillas?
¿La masacre en Tres Cruces?
¿Los 12 muertos en Viejo Velasco?
¿Las constantes violaciones a los derechos humanos de mujeres, niños y ancianos indígenas en todo el estado?
¿La desaparición de los ciento once mil millones de pesos para la reconstrucción de los estragos causados por el huracán «Stan»?
¿El allanamiento de los tres poderes del Estado?
¿La represión contra el magisterio?
¿El ilegal bono de 107 millones de pesos que se autoasignó cuando dejó el poder?
¿La persecución política contra sus adversarios?
¿Sus turbios negocios con Kamel Nacif?
¿Su participación en la detención de Lidia Cacho?

De seguro, Sabines serán quien se encargue de difundirlo como si fuera política de estado.

Ahora bien, sin proponérselo o tal vez sí, el Partido Verde Ecologista estaría ayudando a Salazar Mendiguchía a construir una nueva versión de la alianza, pues al reducir las prerrogativas a los partidos políticos, principalmente los pequeños estarían en la antesala de perder su registro, a menos que se sumen a los intereses de Pablo con tal de mantener la votación mínima para seguir subsistiendo y a la vez ser parte del nuevo gobierno.

Los comicios del 2018 de seguro serán recordados como los más caros de toda la historia de Chiapas. Pablo y Juan le meterán la paga que sea necesaria. Al final veremos si el maestro logra someter al alumno o si el alumno vuelve a superar al maestro. En fin.

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *