1. Home
  2. Internacional
  3. Países con armas nucleares reducen su arsenal, lo actualizan y lo hacen más letal
Países con armas nucleares reducen su arsenal, lo actualizan y lo hacen más letal

Países con armas nucleares reducen su arsenal, lo actualizan y lo hacen más letal

0
0

Con un estimado de más de 15 mil armas nucleares en conjunto, nueve países encabezados por Rusia, seguida por Estados Unidos; Francia y China, tienen al mundo sentado sobre un barril atómico que podría ser detonado ante el más insignificante pretexto, como el constante desafío que ha presentado en los últimos meses Corea del Norte. Aunque algunas naciones que poseen armas nucleares han expresado en la última década su postura de un mundo libre de armas de destrucción masiva, los encuentros para reducir y eliminar estos artefactos han fracasado y por el contrario, estas naciones más que buscar soluciones para eliminar su arsenal lo están modernizando, según reportes de agencias de Naciones Unidas y medios internacionales.

Un informe de la Cumbre de Seguridad Nuclear celebrada en abril pasado en Washington, asegura que la lista de países con potencial atómico la encabeza Rusia, seguida de Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido, Pakistán, India, Israel y Corea del Norte.

El mismo reporte también especifica que Sudáfrica es hasta ahora el único país que ha desmantelado por completo su arsenal nuclear. Documentos presentados por la Agencia Internacional de Energía Atómica de la ONU (AIEA), señalan que el gobierno sudafricano desarrolló su arsenal atómico entre los años 60 y 80 del siglo pasado, al parecer con apoyo de Israel, pero en 1991, en el marco del fin del régimen del apartheid, firmó el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) y eliminó sus cabezas nucleares.

OBSTÁCULOS. Medios internacionales como los periódicos The Washington Post, el británico Daily Mail y el portal Russia Today, señalan que la intención de Estados Unidos por dominar y controlar el uso militar en todas las áreas ha obstaculizado futuras posibilidades de desarme nuclear.

Como ejemplo citan encuentros que sostuvieron en junio de 1988 el ex mandatario soviético Mijail Gorbachov con el estadunidense Ronald Reagan, donde hablaron de abolir las armas nucleares, pero sin acuerdos, luego de que Gorbachov retiró su oferta cuando Reagan no se comprometió a renunciar a lo que se conoció como “Star wars” (Guerra de las galaxias).

Otro encuentro fue el del mandatario ruso Vladimir Putin, quien ofreció en noviembre del 2000 al entonces presidente estadunidense Bill Clinton, reducir el arsenal a mil ojivas cada uno, y entonces invitar a las otras potencias nucleares a negociar su desmantelamiento, pero sólo si EU renunciaba al desarrollo de más bases para lanzar misiles en Europa Oriental, lo que fue rechazado por Clinton.

Posteriormente, el presidente de EU George W Bush, se retiró de forma unilateral del Tratado de Misiles Antibalísticos en 2001, ya que consideró que el acuerdo entorpecía la capacidad de su país de salvaguardar la paz.

PROPUESTA. De hecho, Rusia y China han propuesto desde 2008 un modelo de tratado para prohibir las armas en el espacio, a lo que Estados Unidos se opone de forma rotunda, y con ello impide que haya un consenso para debatirlo.

A pesar de los esfuerzos de la ONU y de la comunidad internacional por buscar una solución al desarme nuclear, se ha logrado al menos, la reducción de esos arenales.

Estas disminuciones son resultado de tres tratados firmados desde 1991, así como de las decisiones unilaterales de las dos únicas superpotencias nucleares mundiales (Rusia y EU), pero a su vez han dado pauta para la modernización de sus actuales armas.

Según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI, en inglés), en la relación ruso-estadunidense, la modernización de su arsenal nuclear está impulsada por cuatro factores: 1) surgimiento de nuevas tecnologías que convierten las armas nucleares en más eficientes y les permiten guardarlas de formas más seguras; 2) el desarrollo de tecnologías superiores a las de algún adversario, como las defensas aéreas y de misiles, contiendas submarinas y armas ofensivas de alta precisión y de largo alcance; 3) ambición por ampliar las capacidades funcionales de los sistemas de entrega diseñados original y exclusivamente para misiones nucleares y 4) la vida útil limitada de los sistemas existentes.

ACTUALIDAD. De acuerdo con la revista especializada en energía atómica The Bulletin of the Atomic Scientists (Boletín de los Científicos Atómicos), el gobierno de Estados Unidos estima invertir mil millones de dólares en los próximos 30 años en la modernización de su arsenal atómico, mientras que Moscú contempla gastar para el 2020 más de 300 mil millones de dólares para actualizar sus misiles de la época soviética.

China, con un arsenal de 75 cabezas nucleares con capacidad intercontinental, contaría para el año 2020 con un centenar de armas que alcanzarían territorio estadunidense.

Por su parte, un estudio del Fondo Carnegie para la Paz Internacional (The Carnegie Endowment for International Peace), refiere que Pakistán desarrolla su arsenal a un ritmo muy rápido, 20 cabezas nucleares al año (por las cinco de India).

Reino Unido espera reducir el número de sus 225 cabezas nucleares a 180 en 2020, pero que tendrían una efectividad de mayor destrucción, según datos del Bulletin of the Atomic Scientists, que destaca que Londres quiere sistemas de armas más avanzados, como nuevos submarinos Vanguard y misiles Trident de EU.

Por su parte, Francia e Israel apuestan por mantener sus arsenales en las cifras actuales, aunque buscan incorporar sistemas más sofisticados como los misiles Jericho-III o los submarinos Triumphant.

Finalmente, Corea del Norte, pese a sus recientes ensayos, aún se duda que cuente con cabezas miniaturizadas para instalarse en misiles de largo alcance.

Reportes de Naciones Unidas revelan que hasta la fecha los países con potencial nuclear no han dejado de realizar pruebas de su armamento. EU ha realizado (mil 032) ensayos, Rusia (715), Francia (210), Reino Unido y China (45 cada uno), India (3), Pakistán (4) y Corea del Norte (9). El año de mayor actividad fue 1962 con 178 pruebas (96 a cargo de EU, 79 de los soviéticos, dos de los británicos y uno francés).

La proliferación de estas pruebas a principios de los años 60 del siglo pasado obligó a que en 1963 se firmara el Tratado de Prohibición Parcial de los Ensayos Nucleares. Los países involucrados se comprometieron a no realizar más pruebas ni en la atmósfera, ni bajo el agua ni el espacio.

Sobre el total de cabezas nucleares que tiene cada país, agencias internacionales, entre ellas la AIEA, revelan que a principios del 2016 Rusia contaba con 7 mil 290 cabezas nucleares; Estados Unidos, 7 mil; Francia (300), China (260), Reino Unido (215), Pakistán (110-130), India (100-120), Israel (80), Corea del Norte (10).

Por Crónica

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 5 =