trascender on line

Temen intoxicación tras dos explosiones; suman 38 muertes por ‘Harvey’

Las explosiones sufridas en una planta química cercana a Houston se convirtieron en una nueva preocupación para el golpeado estado de Texas, mientras los rescatistas registraban casa por casa en busca de sobrevivientes de ‘Harvey’

CROSBY, Texas. Dos explosiones ocurridas en una planta química cercana a Houston se convirtieron ayer en un nuevo motivo de preocupación para el golpeado estado de Texas.

Las detonaciones y un incendio ocurrieron cuando los productos químicos almacenados en la planta de Arkema SA comenzaron a arder después de que falló el sistema de refrigeración del tráiler en el que estaban almacenados.

Unos 15 agentes fueron trasladados al hospital tras quedar expuestos a una columna de humo de 12 metros de alto, aunque fueron dados de alta ayer mismo.

Como medida de precaución, las autoridades habían ordenado la evacuación de los residentes a menos de tres kilómetros de las instalaciones.

El grupo francés Arkema, que opera esta fábrica de peróxidos orgánicos usados en la elaboración de plásticos y productos farmacéuticos, ya había alertado de este peligro por el corte de electricidad, que impide la adecuada refrigeración de materiales “altamente inflamables”.

Richard Rennard, un alto ejecutivo de Arkema, advirtió que se anticipan más incendios en otros ocho contenedores de la planta.

Explicó que el humo es “irritante” para los ojos y los pulmones y alentó a quienes puedan haberlo inhalado a ver a un médico. “El humo es nocivo, la toxicidad es una cosa relativa”, dijo.

Este humo es extremadamente peligroso”, señaló por su parte Brock Long, director de la Agencia Federal de Emergencias (FEMA).

Pero la Agencia de Protección Ambiental (EPA) descartó señales de toxicidad peligrosa en la humareda.

BUSCAN VÍCTIMAS

En tanto, Luisiana seguía recibiendo ayer el impacto de Harvey, convertido en depresión tropical.

Afortunadamente, la ciudad más afectada entonces, Nueva Orleans, sólo recibió lluvias mínimas ayer.

Y en varias localidades de Texas continuaban ayer las tareas de rescate tras el paso del devastador ciclón, que ha causado al menos 38 muertos, aunque se teme encontrar más cuerpos conforme disminuye el nivel del agua.

Muchas áreas realmente verán bajar las aguas”, dijo Jeff Linder, un meteorólogo de la oficina de control de inundaciones del condado de Harris, quien aseguró que una cuarta parte de Houston seguía ayer bajo el agua.

Más de 38 mil personas se refugiaron en alberques, tanto en el centro de convenciones de Houston como en pequeñas iglesias.

En Houston, donde se emitió un toque de queda nocturno para ayudar en los esfuerzos de búsqueda y frenar saqueos, los dos aeropuertos principales operaban de manera limitada.

ORIENTAN A MIGRANTES

Alain Cisneros, junto con otros voluntarios, está ofreciendo su ayuda a indocumentados damnificados por Harvey y que no hablan inglés para orientarlos sobre los apoyos económicos que ofrece el gobierno de Estados Unidos.

Cisneros caminó entre miles de catres ocupados por las víctimas de la tormenta dentro del centro de convenciones de Houston mientras sostenía un letrero con la frase “¿Tiene preguntas?” en español.

Así pudo orientar a varios migrantes para que no se preocupen por ser deportada en caso de que soliciten ayuda y que debería aplicar para recibir ayuda contra desastres.

Por Excélsior

 

0 Comentarios Unirse a la conversación →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 7 =