trascender on line

Los priistas deben sumar y no restar en torno a las candidaturas

Delmar Gutiérrez/Trascender Online Noticias
La posición de Sergio Lobato García de opositor a la candidatura del PRI a la Presidencia Municipal de San Cristóbal de Las Casas, que representa Edgar Rosales Acuña, en nada ayuda a la unidad, a la cual  han convocado las dirigencias nacional y estatal de su partido.
El pensar que la candidatura debió haberse dado a alguien de su grupo y no a Rosales Acuña, es muestra que se anteponen los intereses personales a los del partido y sus candidaturas que deben ser las que mejor propuestas presenten en beneficio de la sociedad.
Lobato García declaró en un medio de comunicación que Rosales Acuña no tiene representatividad priista en el municipio de San Cristóbal de las Casas. Se olvida que el hoy abanderado del tricolor ha sido dirigente del PRI municipal, lo que sigmifica que para el priismo sancristobalense no es ningún desconocido.
Además, Sergio Lobato García ya fue alcalde de San Cristóbal, diputado local y federal, y la logrado que su esposa también haya sido diputada  local y actual diputada federal, por lo que debiera estar agradecido con su partido.
Inclusive, ha sido delegado de la SEDATU, de donde salió mal parado y dejando cuentas pendientes por aclarar, principalmente en el programa de cuartos rosas, donde cientos de familias fueron defraudadas.
El experimentado político no debe olvidar que en política para tener una lengua larga hay que tener una cola corta, de lo contrario se le prenderá la mecha.

0 Comentarios Unirse a la conversación →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − diez =