Viernes, 04 de Diciembre de 2020
trascender on line

Asaltan y golpean a esposa de Osvaldo Martínez jugador del Club América

Ciudad de México.- Durante un par de horas, la esposa de Osvaldo Martínez, jugador del equipo de futbol América, fue privada de su libertad en su propia casa por un par de hombres que la ataron de pies y manos y la despojaron de más de 300 mil pesos de una cuenta bancaria.

El atracó ocurrió la mañana del pasado miércoles, mientras el mediocampista de 29 años entrenaba con el equipo en las instalaciones de Coapa.

Esa mañana su chofer, Bruno Alberto, de 31 años, llevó a los hijos del deportista a un colegio en la colonia Jardines del Pedregal, en San Ángel. Después de dejar a los menores de 7 y 4 años, dos hombres armados lo interceptaron y le pidieron que se mantuviera en la camioneta Dodge Durango de color blanco.

Según la declaración del empleado del futbolista paraguayo, los dos sujetos le pidieron que circulara por diferentes calles. Luego le dijeron que los llevara a la casa del azulcrema. Eran aproximadamente las 10:00 de la mañana cuando arribaron al domicilio ubicado en la colonia Fuentes del Pedregal, en la delegación Tlalpan.

Según la averiguación previa FTL/TLP-2/T1/01199/15-11, los intrusos pasaron en la camioneta sin presentar la identificación oficial que se le solicita a todos los visitantes.

Golpearon a la mujer

Al entrar a la casa golpearon a Tania, de 24 años, esposa del futbolista, a la que ataron de pies y manos mientras le indicaban que hablara a su banco y solicitara el retiro de 300 mil pesos.

La mujer siguió sus órdenes, habló con un ejecutivo de la sucursal Santander ubicada en el centro comercial Perisur, a quien le dijo que “Beto”, su chofer, iría a recoger el dinero.

El chofer aseguró que mientras circulaban de regreso a la casa del número 10 del América, los ladrones pasaron a un cajero automático, donde retiraron otros 7 mil pesos. Finalmente bajaron de la camioneta en avenida Revolución y San Antonio.

Alrededor de las 12:30 horas, cuando Osvaldo Martínez regresó a su casa, se enteró de lo que había ocurrido y pidió ayuda a la policía.

0 Comentarios Unirse a la conversación →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =