trascender on line

Pide dirigente de la COCES se realice operativos contra máquinas tragamonedas

Karla Solís/Trascender Online Noticias

La Procuraduría General de la Republica, a través de la agencia de Investigación Criminal, debe de realizar un trabajo de combate a los mini casinos y la venta de cohetes en los mercados de la Región Fronteriza de Chiapas.
El dirigente de la Conciliación Obrera Estudiantil del Soconusco, Francisco Aranda Tinajero, dio a conocer que en la región se debe de realizar el combate al negocio de las máquinas tragamonedas y de cohetes que es un peligro para los mercados y que ha incrementado en los municipios fronterizos en especial en Tapachula.
Explico que la mitad de las máquinas está instalada en la región fronteriza se localiza en los mercados de cada uno de los municipios de Tapachula, Suchiate, Frontera Hidalgo, Tuxtla Chico, al igual que los cohetes que entran procedente de Centroamérica.
Aranda Tinajero dio a conocer que, como pulpo, el ilegal negocio de los mini casinos sigue extendiendo en las colonias, sin que le hagan daño en los esporádicos decomisos de las autoridades.
De acuerdo con comerciantes vinculados a esa industria, sólo en el centro de Tapachula, hay alrededor de 5 mil máquinas tragamonedas, la mayoría en la zona de los mercados San Juan, Sebastián Escobar y calles aledañas.
Este negocio es considerado como una mina de oro por la gran cantidad de gente que se da cita en ese sector, por lo que la Procuraduría General de la Republica a través de la agencia de Investigación Criminal debe de realizar de manera inmediata un operativo y se realice el decomiso y aplicar multas y sanciones a los negocios que tengan en funcionamiento estos clandestinos.
Se calculan que en los municipios fronterizos están repartidos más de 15 mil aparatos, el 60 por ciento en los mercados de Tapachula, y el resto en cada uno de los municipios fronterizos.
La instalación de las máquinas en el primer cuadro es estratégica, porque se trata de un sector donde cada día transitan hasta 50,000 personas, que representan importante mercado para cualquier giro comercial.
Los minicasinos operan abiertamente contra la Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos, la cual dispone que sólo los casinos establecidos, con las licencias respectivas, pueden tener máquinas tragamonedas, sin embargo, la corrupción está sobre la ley ya que a plena luz del día y a la vista de las autoridades siguen funcionando de manera cotidiana.
El combate a esta industria ilícita corresponde a la Secretaría de Gobernación, que se apoya en la Procuraduría General de la República (PGR) y las policías federal, estatal y municipal —según el caso— en los decomisos ocasionales.

0 Comentarios Unirse a la conversación →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + diecisiete =