trascender on line

Que más pue… de Carlos Rafael Coutiño Camacho

Carlos Rafael Coutiño Camacho/Trascender Online Opinión

1.- Porque se castiga al hombre por ser hombre
2.- Honduras ejemplo de madurez social

¿Qué delitos hacen falta por castigarse dentro del código penal?, quizá el hecho de la majadería en la que nos hemos convertido, madres que piensan que tener hijos, es solo una bendición de Dios, cuando solo los traen a sufrir; el pensar que el gobierno otorga, cuando en realidad es el pueblo quien da todo a cambio de nada de las autoridades.
Cuando la salud se convierte en negocio de las drogueras, o cuando la educación solo es una forma de pasar el tiempo, pero que no provoca la reflexión ni coloca al ser humano en el umbral que le corresponde, donde la tecnología se apodera de la conciencia y quien manda es una maquina al hombre y no el hombre a la máquina.
Estamos viviendo solo porque el corazón late, por instinto como lo hace en parte un perro al ladrar, o un ave al volar, es ahí donde tenemos que cambiar, no hay que mimetizar más, solo para agradar a los demás.
Ya basta de pensar que la calidad de vida es un piso de cemento o un cuarto rosa, no más promesas de quienes están dentro de la política, hay que tomar las cosas sin ese cinismo social y político.
La exuberancia debe ser ideológica, eso es lo que nos hace ser realmente humanos, cansados ya de la falacia personal hacia lo demás, en otras palabras, el decir que los demás son malos y solo uno es el bueno, como ocurre en el periodismo, con los políticos en campaña y en otros terrenos.
La intemperancia que se vive ahora es el reflejo de lo que ha sido el mundo mismo, nada ha cambiado; a pesar de que somos otros los que estamos habitando estas tierras, igual da si hay aviones, se viaja a otros planetas o aparece espacios de tecnología, porque al final, en el interior del ser humano, está esa actitud de ser aplastados, de tener que avanzar hacia atrás, donde lo bueno es malo y lo malo es bueno.
Asir una opinión sobre lo que pasa en Chiapas, México o el mundo, puede quedar solo en un sentir, pero lo que realmente se requiere es una transformación de fondo, de cada uno como ser humano, no que venga alguien más imponer criterios, pensamientos, deseos o cualquier otra cosa.

Honduras, ha mostrado mayor fuerza en su decir que actua ahora con el “Cacerolazo”, por la noche iniciaron a sonas sus cacerolas, en señal de protesta al gobierno de su país, por el toque de queda, una acción implementada para que no se pierda el proceso electoral venidero.
Sin embargo, también hay que decir que Honduras ha sido un país lastimado en todo momento, la gente hoy ve una opción quizá fallida, pero opción al fin, de poder cambiar un poco las cosas, es ese país el cual ha tenido presencia de narcotráfico, la migración se ha elevado, existe migración interna, la pobreza se agudiza mucho en zonas cercanas a la capital.
No está pasando algo, está viviendose en carne propia, está en esa acción que enfoca lo plasmado en el libreo de Dante, sin duda puede calificarse como el perro “Cancervero” una realidad en cada uno de los gobiernos de ese país como de de Sudamérica, Centro, el Caribe y México también.
Hacer sonar por un buen tiempo los trastes de cocina para mostrar su indignación, suena excelente; el gobierno respondió con disparos al aire, pues no puede aniquilar a todo un pueblo, pero si puede imponer a sus gobernantes, porque al puro estilo del Faraón, quien gobierna manda, y quien manda gobierna.
Curiosamente esto está pasando en muchas naciones, de América como de Europa incluso, lo cual es de esperar que esa reacción sea tomada por el gobierno priista, quizá por eso la militarización, algo que el PRI condenó al panista Calderón, pero que ahora lo retoma, para controlar al pueblo no al narcotráfico.
Viene a la mente, si el pueblo se habrá dado cuenta que fue desarmado a lo tonto, hoy aparecen cientos de casos de levantones, asaltos, feminicidios, secuestros, entre muchos delitos más, pero que la gente no puede ni tiene como defenderse, y como va hacerlo, si ya le dieron un juguete a cambio de su arma, misma que estaba contemplada en la Constitución, siempre y cuando fuese para la defensa personal.
Hoy, no cabe duda que estamos en el umbral de la ignorancia, un pueblo que sigue gustando de las falacias oficiales, será que estamos condenados a vivir así eternamente, ¿entonce que caso tiene la vida así? si es que se puede pensar que esto es vida.
Honduras pues, vive lo mismo que Perú y otras naciones de esa parte, Venezuela no deja de ser noticia, pero ahora la concentración está en lo electoral de Honduras, en el 2018, todo quedará en el olvido y pasaremos a vivir lo que es el instante pero en México con las elecciones de mentiras, se espera llegue si no hay cambios el señor Meade.

0 Comentarios Unirse a la conversación →


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − siete =